Informe sobre el estado de las islas Filipinas en 1842: Escrito por el autor del Aristodemo, del Sistema musical de la lengua castellana etc, Volume 2

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 5 - De poco habrían servido el valor y constancia con que vencieron á estos naturales Legazpi y sus dignos compañeros, si no 8 hubiera acudido á consolidar la empresa el celo apostólico de los misioneros. Estos fueron los verdaderos conquistadores; los que, sin otras armas que sus virtudes, se atrajeron las voluntades, hicieron amar el nombre español, y dieron al rey, como por milagro, dos millones más de vasallos sumisos y cristianos: éstos fueron los legisladores de las hordas bárbaras que...
Page 2 - ... las tierras de sus deudores por menos de la mitad del justo precio, utilizando con el usufructo de ellas hasta que se verifique la paga, se declaran por nulos estos contratos, y se manda, que los Alcaldes mayores no los permitan, y castiguen á los contratantes con el perdimiento de la cosa prestada ó empeñada, y con la pena del cuatro tanto, pues aunque se suelen defender por contratos de retrovendendi, se deben considerar por usurarios, como desde ahora se declara, respecto á que se presta...
Page 5 - ... 1.", libro 6.', por lo que se manda estrechamente á los alcaldes mayores que publiquen bandos, con apercibimiento á los indios de que perderán las tierras que dejasen de labrar por espacio de dos años, y se sacarán al pregón ó se adjudicarán al común, poniendo en ejecución esta pena• para castigo de la ociosidad; que celen continuamente sobre todo lo referido; que hagan cargo y castiguen á los transgresores, especialmente al tiempo de la visita de los pueblos, y que procuren con...
Page 4 - Para fomento del comercio y común utilidad de las Islas, cuyas riquezas consisten en la abundancia de frutos, es muy importante el cultivo y beneficio de los que respectivamente producen las provincias, y el que por los medios que sean posibles, se obligue á los naturales á que hagan plantíos de árboles útiles, y proporcionados á los climas, señalando los que cada pueblo debe tener, y castigando á los que no cultivaren los que...
Page 5 - ... útiles, criar ganados y lo demás que queda dicho en el capítulo 71 de estas ordenanzas; encargando á los gobernadorcillos que celen sobre estos puntos, averiguando al tiempo de la visita de la provincia si así lo ejecutan , y si todos los indios tienen las labores y plantas á que se les hubiere precisado por bando ; y para aplicar á los indios á un trabajo que les es muy útil en lo espiritual y temporal, se declara que los indios ociosos se apliquen al trabajo de obras públicas ó reales...
Page 7 - ... del pueblo, él hace los escritos, sube á la capital á abogar por sus indios, opone sus ruegos, y á veces sus amenazas, á las violencias de los alcaldes mayores, y lo maneja todo á medida de su deseo, en una palabra, no es dable que pueda haber institución humana á un tiempo tan sencilla y firmemente fundada, y de que tantas ventajas pudiera sacarse para el Estado, como la que se admira con razón puesta en planta en los ministerios de estas Islas. Y es por lo mismo fatalidad bien...
Page 6 - ... muy útil en lo espiritual y temporal, se declara que los indios ociosos se apliquen al trabajo de obras públicas ó reales de cada provincia por el tiempo que los Alcaldes tuvieren por conveniente, que es conforme á la citada ley 21, y que las tierras del pueblo, que se dejaren de cultivar, plantar ó sembrar por espacio de un año, las pierdan sus poseedores y se adjudiquen á otros indios, los mas aplicados al trabajo, en premio de su aplicacion y en castigo de los ociosos, lo que se conforma...
Page 2 - ... retrovendendi, se deben considerar por usurarios, como desde ahora se declara, respecto á que se presta el dinero con la obligación de devolver la misma cantidad, llevando en el intermedio, que suele ser por espacio de muchos años, el usufructo de las dichas tierras, siendo constante por la experiencia, que dichos contratos son la ruina de los indios, que por tomar la cantidad que se les presta, no atienden á el daño de privarse de las tierras, ni á la dificultad de recobrarlas por falta...
Page 4 - ... del país; á que tengan árboles frutales, huertas y corrales en sus casas, y el indio que menos, tenga doce gallinas, un gallo y una lechona de vientre, especialmente en estas provincias inmediatas que abastecen á esta ciudad; á que beneficien en las mismas, y, sobre todo, á que aumenten las...
Page 7 - Sucede efectivamente que como el párroco es el consolador de los afligidos, el pacificador de las familias, el promotor de las ideas útiles, el predicador y ejemplo de todo lo bueno: como resplandece en él la liberalidad, y le ven los indios solo en medio de ellos, sin parientes, sin trancos, y siempre atareado en su mayor fomento, se acostumbran á vivir contentos bajo de su dirección paternal, y le entregan por entero su confianza.

Bibliographic information