Page images
PDF
EPUB

con buen éxito. El último en la escala, como se ve por la nueva lei, es el gobierno federal que toma de los Estados mas avanzados lo que a los otros falta para hacer universal la educacion.

El movimiento contrario, es decir el nacional, se opera yendo de la circunferencia a los puntos internos. Los partidos estrechan el vínculo nacional, i los grandes periódicos, como el Times, Herald, Tribune, ligan entre sí, como ferrocarriles i canales, todas las ciudades i aldeas, segun los diversos matices de la opinion en otras tantas comunidades de ideas. A mas del diario del lugar, a hora determinada, por toda la estension de la Union, será depuesto a la puerta de cada habitacion el diario de Nueva York, Cincinati o Chicago; i cuando el papel de un periódico ilustrado habria de ocupar varios carros en el tren, entonces la forma misma estereotipada avanza centenares de leguas hácia lo interior del pais, para hacer nuevas ediciones, i avanzar con sus ejemplares a inconmensurables distancias.

Los Estados de la América del Sur carecen de medios para comunicar sus propias ideas de un estremo a otro ; pero

el puerto de Nueva York, de donde parten vapores que recorren todas las costas del Atlántico i del Pacífico, ofrece las apetecibles facilidades para establecer puntos de contacto.

La comprensiva idea que el título de Ambas AMÉRICAS encierra, i el objeto especial de su publicacion, encuentran en Nueva York inspiracion, modelos i viabilidad que en vano buscaríamos en Lóndres, Paris o Madrid. Desde aquí podremos hacer llegar a cada punto de la otra América, un gran pensamiento, con las nociones prácticas i los medios de llevarlo a cabo. Lo que ya ha ensayado con buen éxito la América del Norte, la del Sur tratará de aplicarlo, a fuer de ya probado al crisol de la esperiencia. Por conveniencias reciprocas, una i otra América necesitan ponerse al habla intelectualmente, i establecer vías de comunicacion,

Cuando se echó sobre el torrentoso i ancho Niagara el puente colgante que es hoi asombro de los injenieros, la grande dificultad estaba solo en pasar una maroma de la una a la

otra orilla. Despues de ensayados todos los medios, cohetes a la congrève, globos, balas, etc., logróse pasar al fin un hilo. El puente estaba con esto echado. El hilo llevó una cuerda, la cuerda un cable, el cable una cadena. Así intentamos ahora echar un hilo sobre el ancho abismo, que separa a ámbas Américas, i si una mano solicita del bien recoje i fija allá el otro cabo, habremos comenzado a construir el robusto cable que debe unir la actividad intelectual de ambos continentes. Establecida la comunicacion, nuestros mensajes irán adquiriendo mayores dimensiones i variedad, i llegaremos a tener, como los Estados Unidos, órganos que satisfagan a todas las necesidades de la vida intelectual i material, tal como nos la imponen los progresos modernos. Seguiríasele entonces, como un desenvolvimiento necesario, la trasmision, por los libros que esos conocimientos encierran, traduciéndolos al castellano, de las ideas que forman hoi, por decirlo así, el caudal comun de la humanidad, i que no por todas partes penetran en la América del Sur, por falta de caminos i ajencias adecuadas.

La prensa diaria de Sur América puede prestar inmensos servicios, si favorece este nuestro ensayo. El diario, como que está destinado a vida larga, si no perpétua, pecesita sembrar lectores, i allegar libros si quiere ensanchar su esfera, i ejercer mayor influencia. Es el diario la guardia avanzada de los dominios de la intelijencia, como el pueblo constituye sus reservas. Acaso supiéramos cuantos diarios existen en la América del Sur, por la cooperacion que cada uno de ellos nos prestára; pues solo merced a sus medios de accion local, puede AMBAS AMÉRICAS llegar a manos de cuantos aman el bien, que ellos serán nuestros sostenedores.

El patriotismo sudamericano, escitado por provocaciones esteriores formó asociaciones que encerraban en su seno la juventud briosa i entusiasta de cada uno de los Estados, propendiendo a relacionarse unos con otros. Aplaudimos el espíritu jeneroso que los inspiró, i deseamos, si aun subsisten, presentarles este nuestro humilde proyecto de definitiva, perdurable i pacífica Union Americana. ¡Qué campo tan vasto de accion, que resultados tan seguros i tanjibles !

Las leyes de Inglaterra prohiben la entrada de granos estranjeros i el pueblo sufre con la dificultad de procurarse alimento barato. La lei se apoya como principio, en la no disputada conveniencia de protejer la agricultura nacional, como hecho en el interés pecuniario de la clase gobernante i poseedora del suelo. Unos cuantos hombres de buena voluntad se proponen dar en tierra con las leyes prohibitivas, probando a los economistas que no proteje el que encarece, i a los propietarios que el bienestar de todos, nunca disminuyó la riqueza de los pocos. Diez años la Liga puso en juego todos los medios que la libertad ha puesto en mano del hombre-la prensa, la asociacion, el meeting, el discurso, la peticion, el voto, para hacer triunfar la verdad. Tomaron parte en la Liga cuantos aman el bien. La opinion se hizo carne, mandando sus Representantes al Parlamento, hasta que en dia memorable obtiene mayoría en los votos i un gran ministro, un Pablo que la habia perseguido, se declara su jefe.

Para completar nuestro símil añadiremos que los poetas franceses cuando componen e imprimen una cancioncilla popular, indican el aire de otra antigua en que debe cantarse; i si en efecto espresa un sentimiento del pueblo, al dia siguiente en las calles de Paris, o en las montañas de los Ardennes, los ecos repiten por todas partes la cancioncilla en el consabido aire.

Para formar una fuerte opinion en América que se convierta en hechos i leyes, he aquí el tema que las necesidades i tendencias del siglo suministran : ESCUELAS, Libros, AGRICULTURA INTELIJENTE. (El aire en que debe cantarse esta cancioncilla es el de la Liga contra la lei de los cereales.) Esta música es conocida en todas partes. Los Bright i los Cobden están, como todos los jérmenes fecundos, esperando la estacion propicia, i esta ha llegado.

Empresa mas fácil tocaria a los americanos que la que cupo a los coligados ingleses. Tienen que probar lo mismo que todos saben, hacer lo que todos quisieran que se hiciere, beneficiar a todos, sin menoscabo del bien de ninguno, emprender la curacion de las dolencias que aflijen a aquella América, sin

dolorosas amputaciones, realizar las instituciones mismas que se tienen dadas, i abrir de par en par la puerta a la civilizacion i la riqueza.

Si este llamamiento no fuese respondido, diremos sin quejarnos, que nuestra América no está madura todavía para entrar en la gran familia de los pueblos libres i civilizados, que necesita depurarse veinte años mas al fuego de la guerra civil i la descomposicion, largo purgatorio de los pueblos atrasados.

Acaso los que reputan incurables nuestras llagas no crean en la eficacia de medicamento tan simple ; pero no apelaremos a conjuros i exorcismos que si alucinan a los pobres de espíritu, anuncian ya que ni el mal es conocido, ni se conoce el arte de curarlo.

Adoptando nosotros mismos el espediente propuesto, diremos en conclusion que esta letrilla se dirije a todos los que hablan nuestra lengua en América,

A los pueblos en jeneral, i en particular a las Asociaciones Americanas ;

A Municipalidades, Prefectos, Intendentes i Gobernadores de Provincias ;

A Congresos, Ministros i hombres de Estado ;

A los ricos en ciencia o en bienes, i a los poderosos en influencia i valer.

De alguien, de algunos, de todos una palabra de adhesion, de apoyo en el correo próximo; i de la nada, con aquel soplo, surjirá a la vida,

AMBAS AMÉRICAS.

ORACIONES, MENSAJES I DISCURSOS.

Bajo este epígrafe se publicarán los mas notables discursos pronunciados en las Cámaras i meetings de una i otra América o Europa, i la parte de Mensajes de los gobiernos que a la educacion se refiera. Damos principio por una de las mas bellas oraciones que se hayan pronunciado este año en las Cámaras de los Estados Unidos :

OFICINA NACIONAL DE EDUCACION

EN LOS ESTADOS UNIDOS.

El 7 de Febrero de 1866 una Asociacion de Superintendentes de Escuelas de varios Estados se reunió en Washington en los bellos edificios de la Escuela de Walack. * con el objeto de elevar una peticion al Congreso a fin de crear una Oficina Nacional de Educacion. No creemos indiferente para la América del Sur añadir que el Ministro arjentino habia sido invitado a tomar parte en este trabajo i que espuso sus ideas anto una comision. Otra sesion de esta Asociacion se reunió en Indianápo lis, capital del Estado de Indiana, con la misma invitacion i cooperacion. En el Diario Americano de Educacion, volúinen VI, pájina 177, se encuentra el discurso pronunciado en la primera asamblea por E. White, Superintendente de Escuelas de Ohio, i reproducido en los “ Anales de la Educacion de Buenos Aires."

Mas tarde daremos cuenta del discurso inaugural, pronunciado por el Presidente Wickersham, Superintendente de Pensilvania, i autor del Gobierno i direccion de las Escuelas, que traduce actualmente D. Clodomiro Quiroga para el uso de los inaestros de escuelas sudamericanas.

El objeto de esta segunda reunion era obtener la concurrencia de los Superintendentes i maestros de escuelas del Oeste, que por la distancia no habian podido tomar parte en la reunion de Washington. Varias otras

* Los planos detallados de dicho edificio, fueron remitidos al Gobierno de Buenos Aires para servir de modelo a construcciones de este jénero, no siendo adaptables por su magnitud otros, a la América del Sur.

« PreviousContinue »